Violet Vasquez se pone bellaca




Una boricua como Violet Vasquez en Miami paseando su enorme trasero por la playa y poniendo cachondos a todo ser que se arrima a ella, es la mejor forma de pasar una calurosa mañana y al mismo tiempo conseguir que nuestra latina se ponga bellaca y nos diga: Quiero pinga, papi