Vanesa Río, en su primera DP