Una que debuta y la desmontan a lo grande...




Victoria está de vacaciones en España y se dedica a pasearse por la playa con su cámara para filmar todo lo que ve. De repente, se percata de que dos chicos del equipo Kemaco, MMM100, están en una terraza tomando café. Dicen que necesitan un descanso de tres días pero la morbosa de Victoria insiste en que quiere rodar una escena y que sea hoy, por favor, ya se mañana se vuelve a su lugar de origen. Los chicos inspecciona ese culazo y le conceden el placer. Así que van pitando al estudio de lujo de MMM100 y Terry se la trinca a lo bestia, como es habitual en él. ¡No te pierdas esta extraña escena que roza lo posible y lo surrealista al estilo Almodóvar!