Un tiburón en el jacuzzi




Nunca juegues y menos aún, no te metas en sitios bastante modernos para ti, es lo que le sucede a este chaval cuando experimenta por primera vez las burbujas de un jacuzzi, acojonado y sin saber que hacer decide enfrentarse al miedo y combatir con lo que sumerge de entre la turbia y agitada agua, ¿un tiburón? No, Samantha Pink dispuesta a comerle bien la polla. Si es que no está hecha la miel para ya sabes quien...