Domingo de Domingas




Un domingo sin deporte no es un domingo. Después cada uno entiende el deporte a su manera. Algunos juegan una pachanga bien de mañana, otros a la misma hora aún siguen de marcha olímpica, la mayoría se enchufa a los partidos por la tarde en algún bar y los de la vieja escuela sintonizan su onda favorita. En domingo paara nosotros no hay nada mejor que ver como se ejercitan unas buenas Domingas naturales como las de Susana Alcalá y disfrutar de sus movimiento.