Toma Moreno




Un ventrílocuo de altura. Eso si, cambiando los típicos muñecos por su descomunal polla. Nos encontramos con Susana Abril, con la que hacía mucho que no rodaba, y se las apaño para engañarla y hacer con ella uno de sus ya famosos numeritos. Susana es la reina de las follamigas.