¡Supercorrida en la boca!




¡Directos al grano! Se postra frente a mí y empieza a comerme la polla como una loca, jugando con su lengüita sobre mi capullo y mamando hasta lo más profundo de su garganta. Esta niña tiene unas tetazas naturales espectaculares, no te la pierdas cabalgándome ¡y haciéndome una paja cubana de alucine! Le encanta la leche facial, así que le suelto un corridón espeso en toda la boquita. ¡Mírala lefada!