Su primer anal




Siempre tiene que haber una primera vez y esta será la del culo de Lidya Rouge. Nunca ha dejado que ninguna polla la perfore por la puerta de atrás y para su gran inauguración el elegido será el dueño de una gran polla, el superdotado Alberto. En esta escena queda más claro que nunca que los comienzos no siempre son fáciles.