Vaya grumo que le echo dentro!




Madrid pleno verano, calorazo y chicas guapas ligeritas de ropa. Una preciosa colombiana se convierte en mi nueva víctima. Con mi concurso de preguntas y respuestas me la camelo y como siempre me las ingenio para que pierdan, me aseguro un buen polzavo a cambio de esos leurillos a las que ninguna hacen asco. Y como folla la colombianita, se mueve como una culebra!