¡Sólo piensa en comer nabos y en follar!