La Coz




Alcanzar la fama tiene un precio y ya lo decía aquella profesora de la película de Alan Parker: la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor. Ahora bien, como se obtenga ese sudor ya es otra cosa. Por ejemplo Silvana podría ser cantante si no fuera por la voz en cambio está dispuesta a hacer cualquier cosa por ser famosa. Cualquier cosa, si no no se habría presentado a los casting de La Coz.