Rebozada y lista para follar




Propusimos a Livia Teen hacer un juego en el que aquella persona que explotara tres globos en menos tiempo ganaba un premio, pero a ella le llenamos el último globo con harina. Cuando lo rompió, toda la harina le cayó en la cara y, además, le estallamos un huevo en la cabeza. Una vez rebozada, Livia persiguió a Nick para vengarse aunque lo único que consiguió fue que se la follara sin concesiones sobre el sofá.