Raquel Adan Follame y te perdono




Raquel Adan descubre un tanga dentro del diario del día. No es suyo y tampoco tiene pinta de ser la última promoción de El Periódico así que está claro que su novio se la está pegando con otra mujer. Ella lo espera encolerizada y cuando él llega, lo niega todo. Quizás tiene razón y solo es un fetichista obsesionado con la lencería femenina pero ella no quiere saber nada más de él...aunque probar su pollón por última vez puede ser una buena idea.