¿Quieres hablar con Dios?




Este cura no para de "bendecir" a sus colegialas favoritas. Y como no, ofrece a esta joven jamba la posibilidad de comunicación directa con Dios. Esa conexión espiritual que acaba en un lechazo en el coño. Otra vez más que el Padre Damian se sale con la suya...