Psicólogo cachondo




Carla Pons tiene un problema mental, es ninfómana y acude a un psicólogo (Toni Aguilera) para que ponga fin a la dolencia, lo que no sabe ella es que el psicólogo le tiene preparado una sorpresa, cámara para grabar la sesión y un hipnotismo al más estilo y puro "zulú", hace que Carla entre en estado de somnolencia, para el aprovechamiento del curandero para traer a un cliente, pagarle y echarla un polvo sin precedentes. No os fiéis de los psicólogos y menos de sus formas rocambolescas para curar vuestro extremo apetito sexual, puede hacer que se incrementen..