¡Pillé a una tía embarazada!




Pensé que ésta iba a ser una pillada más. Me la encontré por la calle, le ofrecí dinero por sexo, aceptó, me la llevé a casa... pero... ¡venía con sorpresa! Me la habían preñado y tuve que follarmela con relleno en la barriga.