Nunca había probado la lefa... ¡y aquí se traga todas las corridas!