¡No para de correrse!




Qué andaluza más salá la Elisabeth, tan alta y esbelta, con ese culazo que quita el sentido... Me encanta su naturalidad, ella nunca finge, ya la hemos visto corriéndose y pone el pito tieso a cualquiera. Le tengo pillado el truco, cuando me cabalga y le doy polla con ganas tiene unos orgasmos brutales. No te pierdas la corrida que le suelto, ¡la empapo de semen!