¡Mucha lefa para la veinteañera tetona!




Cuando a una chica le gusta comer pollas se nota, y el claro ejemplo es esta morenaza de tetas gordas llamada Ihintz. Empiezo entrevistándola, la jaca tiene 20 primaveras y está nerviosa, ¡es su primer Bukkake! Y sin embargo se le iluminan los ojos cuando hablamos de pollas y corridas. La untan de aceite y se pone bien cachonda, tiene un par de tetorras que no paran de sobarle. Rápidamente se arrodilla y empieza a lamer rabos, ¡qué morbosa es! Con esa mirada de niña mala mientras pide más y más pollas para su boca. Le encanta acumular las corridas en la boca para luego tragarse unas cuantas de golpe. Es una viciosa, ¡no te la pierdas!