Montamos a Nekane




Nada más bajar del avión, sin darle tiempo ni a pensárselo, cogieron a Nekane y a sus dos tetonas naturales y la montaron en el follovolumen. La entrevista duro poco, no tenían ojos más que para sus melones. No tuvieron más remedio que montarla de nuevo, pero esta vez encima de una polla para poder ver botar esas dos maravillas de la naturaleza. Hasta Leoncito cogió más baches de lo normal para no perderse el espectáculo.