Megacorrida para la tetona




Le enseño la polla y se pone a mil, tocándose las mamellas y relamiéndose los labios. Está ansiosa por metérsela en la boca, así que no le hago sufrir más y le ofrezco mi pirulín para que lo devore. Qué mamadones hace la tetona, ¡se la traga hasta el fondo! No puedes perdértela en una de sus mejores folladas, botando sobre mi polla y meneando las tetorras. ¡Lefazo impresionante el que le suelto en la cara y en la boquita!