Marta Pink A pajearse en la ducha




A Marta Pink le pone burrísima que la cojan desprevenida en la ducha y le cambien el jabón por cuajada buena, no hay más que ver las ganas con las que se come esa tranca sin pestañear. Tras magrearse como animales, nada mejor para empezar bien la mañana que un poco de cerderío mientras el agua le recorre esas tetitas tan respingonas...y qué rica que está la lechita al final.