¡Mucho tiempo sin follar!




Esta bella morena se quejaba de lo mucho que llevaba sin que se la metieran. Menos mal que estaba allí Torbe para aliviarle las penas con el polvazo que le echa después de un pajón.