Llegó la primita




Robin recibe la visita de una prima los cuales hace algunos años que no se veían, desde que eran crios... Flipa en colores con la prima, que tiene 19 años y unas tetas imponentes. La conversación se va caldeando, ella le provoca sacandose las tetas y dejandoselas manosear y antes de que lleguen sus padres la muy golfa le pega un mamadón del quince que le deja sin una gota de leche, pues además se la traga. Y todo ahi mismo, en el balcón frente a todo el vecindario!