¡Leer y follar!




No sé qué tienen mis libros que una vez que empiezas a leerlos no puedes parar hasta terminarlos. Sobre todo cuando es una gafapasta la que los pilla. Entonces da igual que le metas la churra en la boca o en el coño, incluso no importa que le sueltes la lefada en la boca, ellas tragan semen y cerdean sin parar de leer. ¡Valeria X no suelta el libro ni a la de tres! ¡Me ignora completamente! Así que aprovecho su entusiasmo por la lectura para meterle mano y follármela en todas las posturas. ¡Morbazo brutal!