La teta y la luna




Con la disculpa de hacer deporte, se llevan a Esmeralda Moon a la cancha del barrio para ver como las tiene de grandes. Grata sorpresa al verlas, es posible que la FIBA las pueda usar como pelotas oficiales.