La primera vez nunca es fácil




No es que esté sin estrenar pero hace tanto que lo penetraron que el culito de Noemie está tan cerradito que parece nuevo. Lubricamos bien la zona y entramos con suavidad, poco a poco, abriendo camino. A pesar de todo la primera vez nunca es fácil, y cuando la que le está partiendo el culo es una polla bien gorda es mayor el dolor que el placer.