Ahora regañame si quieres




Tener unos cuantos alumnos difíciles en la clase de apoyo e intentar mantenerlos en orden es una tarea árdua y complicada. Tomás, que es más listo que el hambre, prepara una gorda. La profesora está buenísima y tiene que quitarse de en medio a sus compis de clase, así que activa la alarma del móvil y todos se asustan, así consigue quedarse solo con este culazo cubano moreno... no tiene desperdicio!