Joana Casting a la bilbaina




Que bonita mañana en las calles de Madrid y mi nueva víctima: una camarera con una cara de escéptica tremenda. Me sorprende que la chica se llama Joana y es bilbaína como este menda (¿será por eso que es tan seria?) Aun así le pica la curiosidad y accede a un casting en mi casa, claro. Me la tragino para que se quite la ropa y acabo pagándole una buena suma para echar un caliqueño conmigo. Final feliz con corridita dentro de su chochito.