Gracias a Zapatero




Con esto de la crisis hay cada vez menos trabajo y parece que el paro tiene pinta de elevarse cual globo aerostático que solo desciende cuando ya no aguanta la presión. Por si fuera poco ahora vamos a trabajar un poco más que nuestros abuelos y tenemos que sacar nuestros malos humos a la calle. No sabemos si es culpa de los mercados, de la UE, del gobierno o de la oposición. Lo que está claro es que los que mandan siguen a lo suyo y parece importarles bien poco lo de los demás así que, nosotros a lo nuestro, a nuestras cosas guarras y a seguir dando por el culo.