Goldie Rush se suma a la fiebre rubia




Se hace llamar Goldie Rush o Miss Gold según le toque el viento, y es una de esas rubitas pequeñas que el porno parece haber acogido en sus brazos últimamente con más fuerza que nunca: rostro juvenil, pequeño relativamente modesto y culo generoso que acentúa un cuerpo totalmente natural y limpio de tatuajes. Es el tipo de muchacha que mejor se lleva con la presencia autoritaria y algo salvaje de Lexington Steele, el veterano empalador negro que hoy paladea las mieles de esta señorita en su nueva incursión en Dark X, el lado afro de Hard X, tras debutar partiendo en dos a Abella Danger.