¡Follarse a una diosa!




Así es, los participantes en el casting no se pueden creer el bellezón al que le van a echar un polvazo. Lucky se entrega a fondo y ellos la corresponden con toda su leche.