¡Follando y tragando leche!




Llega a Villacerda y la están esperando un montón de cachondones empalmados. La desnudan y la bañan de aceite para meterle mano por el coño y las tetas. La chica está deseando clavarse una polla en la boca, así que pregunta quién quiere ser el primero... y empieza el espectáculo. Da igual cómo sea la polla, Daniela se las traga hasta el fondo ¡y a pares! Es tan cerdilla que se pone mirando a Cuenca para que se la follen bien follada. ¡Mírala tragándose todas las corridas!