Follando con la colegiala de las tetas gordas




Maria Jesus es una pecadora empedernida, ha dejado de ir a misa para hacer cerdadas por ahí, y el Padre Damián lo sabe... El cura le explica a la colegiala que la hostia consagrada se hace con leche, de sus tetitas y de su colita. Así que se ponen manos a la obra y echan un polvazo cerdil hasta terminar con el párroco anestesiado y la pobre tetona pringada de lefa. ¡Tetorras inmensas y naturales! ¡No te lo pierdas!