Denuncia del Opus Dei




No es la primera escena que el bombón de Aris Dark rueda con el jovencito Kendo, que pronto parece haber encontrado su sitio en el porno más allá de grabar con su novia Kitty Follen. Aris ha entrado en la escena enfundada en un bonito body de lencería negra y encajes. Preciosa, como es ella, se monta una historia donde encaja una denuncia de el Opus Dei. Tatuajes, piercings, descaro y morbo, ya la conocéis, una máquina sexual.