Dando por culo a la frutera




Max y Samia se meten de lleno en la frutería del barrio por la intención de ligar con la frutera, una parlanchina de mucho cuidado que lo que quiere es venderles cuanta más fruta mejor, pero ellos lo que quieren es llevarsela “al huerto”, y lo consiguen con la excusa de ofrecerle un curro mejor remunerado y todo eso. Lo que al final le terminan ofreciendo es una ración de sexo anal que lo flipa la pobre. Como buena zorra que es como le gusta que la metan caña, y Max por no perder la costumbre le ofrece una buena ración de ostias, salivazos y enculadas. Toma que toma con la frutera!!