Creo que he visto a una linda gatita




Frena Juan frena, aparca el coche que creo que ya tenemos la pillada de hoy. Nuestro ojo clínico es capaz de divisar pornostars a la legua y rara vez falla. Nos acercamos y el olfato pornográfico nos dice que hemos dado con una pornostar. Las pistas son concluyentes y las huellas sospechosas que recorren su piel morena nos enseñan el camino del placer, destino final: Felicidad.