Corriéndome dentro de una teen




El Padre Damian está empeñado en sacar el pecado de toda teen que vaya a pedirle consejo. Esta vez es una rubita muy joven la que llega desesperada para solucionar lo que le preocupa... así que el cura la libera dándole una buena ración de polla por la boca y el coñito. Está tan sumamente buena que el párroco le rellena todo el coño de semen sagrado, ¡el guarrerismo sólo se hace para concebir! ¡Todo para dentro!