¡Cinco tías buenas y mucha lefa!




Ozito llama a una puta para que se la chupe, y la guarrilla le hace recordar su pasado como sex symbol. ¡Todas querían tener sexo con él! La comedia es un descojone, pero es que además están todas buenas y la chupan de maravilla. Nunca antes habían venido tantas pajeras, nada más y nada menos que cinco bellezas para hacer mamadas y darle al manubrio. Si os queréis correr como mirlos no os podéis perder este Bukkake, las chicas están super calentorras ¡y terminan con las caritas pringadas de lefa!