Carolina y el encantador de perros




Carolina Abril tiene un gran problema. No se puede cambiar de ropa para ir al set de rodaje porque Masiel, su perrita, esta hecha una fiera encerrada en el vestuario de su casa. Para poder tranquilizarla, Dave Khull decide llamar a un adiestrador de fieras. Pero al llegar a casa, la fiera resulta ser Carolina Abril, que no dejará en paz al adiestrador hasta pasar por sus piernas.