Blondie Fesser Fluyendo hasta el orgasmo




La curvilínea Blondie Fesser se desnuda con calma antes de tumbarse en la camilla de una soleada azotea. El plan es perfecto: un masaje relajante al aire libre. Le duelen los lumbares, pero Emilio Ardana, el masajista, pronto olvidará esa zona y se centrará en su imponente trasero y en sus generosas Domingas. Un Carpe Diem de los buenos con sus ingredientes fundamentales: aceite, masaje, masturbación, sexo oral y un buena follada bajo el sol. ¿Te lo vas a perder?