Bigote de lefa




Después de una divertidísima charla, lo que pega es dejarnos de tonterídas y pasar a la acción. Una buena comida de polla, un meneíto por allí, otro por allá... ¡Tiene el coño que echa humo! Esta cerdilla posee una boca prodigiosa, es metérsela y derramarme, sobre todo cuando llevo días acumulando leche para hacerle un mostacho de espermatozoides.