¡Bebiendo semen para purificarse!




Esta pecadora recibe una buena lección para enderezarla y liberarla del camino de la perversión... Claro que la técnica que usa el Padre Damián es un tanto curiosa: para que la jovencita aborrezca el sexo tiene que ser follada por su tutor y beber semen consagrado como una cochina.