Angela divina en la camilla




Es el momento por fin de darle un buen masaje a nuestra vecinita Angela que lleva dos meses en España. Esta rubia tarda muy poco en ponerse cachonda, en cuanto empieza a sentir las manos del Potro por su cuerpo. La camilla de masaje se convertirá en el escenario perfecto para que este masaje termine con el mejor final feliz.