¡Cómo gime la madrileña!




Se quita los vaqueros y me enseña el chochito, Amaya Montera ya está preparada para hacer lo que más le gusta: follar y comer polla. Me encanta cerdear con esta teen, siempre tiene ganas de echar un polvo y de mamarme el pito. Follamos como gorrinos en todas las posturas, con ella cabalgándome, a cuatro patitas... Hasta que no puedo contenerme más y le suelto un buen lefazo en la boca y en la carita.