Una adicta al sexo anal, una polla a un niño pegada y posiblemente el mejor casting de sexo 95% ANAL hasta la fecha




Valentina nos sorprendió a todos con sus formas de niña pija y universitaria. Una verdadera VECINITA que quiso demostrarnos que las niñas de bien son las peores, las más cerdas, las que hacen las cosas más insospechadas. Después de su primera escena nos reconoció por Whatsapp al poco de irse que se había quedado más caliente que una perra. Aprovechando que por el piso andaba una enorme polla pegada a un niño llamamos de nuevo a la PIJA TURBOVICIOSA que, efectivamente, venía cachondísima perdida. Después de hacerle una escueta pero simpática entrevista donde entre otras cosas confesó haberse follado a un viejo con olor a vino por el simple hecho de que sele marcaba el paquete Valentina se vino arriba y pedía rabo a gritos. Curiosamente y volviéndonos a sorprender nos demostró que a las pijas universitarias de bien las vuelve locas que, literalmente, las revienten el culo.