¡19 corridas!




Entra en el pasillo y lo primero que hace es quitarse las bragas y colocarse las rodilleras para empezar a comer pollas y a follar como una cerdilla. Ella elige, hay rabos que le gustan para mamar y otros para metérselos en el coño... Esta chica se lo está pasando bomba en Villacerda, está buenísima ¡y sus ganas de hacer guarreridas son infinitas!